Evitar guardar los medicamentos en zonas expuestas a altas temperaturas, tener en cuenta el formato del producto y leer el prospecto del medicamento son algunas de las recomendaciones de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

El pasado viernes, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) publicó un documento con recomendaciones para la correcta conservación de los medicamentos. El escrito pretende acercar a la población una serie de consejos útiles para preservar la calidad, seguridad y eficacia de las medicinas más habituales en épocas de calor.

Entre las recomendaciones, la primera es leer siempre el prospecto de cada medicamento, en el que estarán especificadas las condiciones de conservación. Si el producto necesitara un tratamiento especial para su buen mantenimiento, siempre aparecerá detallado dentro de la caja.

También se recuerda que hay algunos formatos que son más sensibles que otros a la subida de la temperatura, como es el caso de cremas, óvulos o supositorios (entre otros).  En estos casos, si al abrirlas se nota una modificación en su aspecto, no sería conveniente que se usaran.

En verano, es habitual el desplazamiento en carretera. Por ello, la AEMPS recuerda que es totalmente desaconsejable guardar los medicamentos en maleteros o zonas cerradas del coche que estén expuestas al sol durante periodos prolongados de tiempo. La exposición a elevadas temperaturas puede hacer que los medicamentos se estropeen o pierdan calidad.

Por último, la organización explica que hay muchos medicamentos que no requieren unas condiciones especiales para su conservación y pueden mantenerse a temperatura ambiente, habiendo sido testado que no se degradan ante temperaturas de más de 40º.

 

Consulta el documento original de la AEMPS aquí.