El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España se pone a disposición de las autoridades para emprender cualquier tipo de acción ante estos sucesos. 

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM) quiere manifestar todo nuestro apoyo a la compañera del Centro de Atención Primaria de Les Corts de Barcelona, al director del Centro y a todo el equipo asistencial ante la situación generada por el escrache a la que ha sido sometida, supuestamente, por la no utilización del catalán en el proceso asistencial.

El CGCOM se adhiere al posicionamiento expresado por el presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, el Dr. Jaume Padrós, de absoluto rechazo a esta agresión, considerándolo inadmisible e impropio de cualquier comportamiento reglado ante una situación que siempre debe canalizarse a través del paciente o su tutor, y que debe realizarse por los diferentes conductos oficiales, entre ellos a través del propio Colegio de Médicos.

Este episodio lamentable no es más que una muestra creciente de desencuentros entre población y sanitarios que socavan la relación médico-paciente, alimentan la confrontación, generan agresividad, y profundizan la ansiedad y desmoralización de nuestros compañeros de la primera línea de atención sanitaria.

Las agresiones crecientes a médicos y otros sanitarios se potencian cuando las necesidades y demandas de la población no encuentran otros interlocutores accesibles, y son redirigidas hacia los propios trabajadores, que no sólo no tienen posibilidad de dar soluciones, sino que objetivamente son víctimas de las insuficiencias del sistema sanitario.

Nos ponemos a total disposición de las autoridades sanitarias catalanas, del Consejo Catalán de Colegios de Médicos y del Colegio de Médicos de Barcelona de cuantas acciones deben llevarse a cabo para garantizar los derechos de nuestra compañera y de la mejor asistencia sanitaria a la población a la que nos debemos.