El Colegio de Médicos ha suspendido su tradicional cena de Navidad por la pandemia y ha destinado el presupuesto íntegro a un fin social

Como consecuencia de la pandemia provocada por el COVID-19, el Colegio de Médicos de Ceuta ha decidido suspender todos los actos que habitualmente realiza con motivo de las fiestas navideñas. El principal evento en estas fechas es la Cena de Navidad, una tradición que congrega a todos los colegiados de Ceuta para disfrutar de una velada de confraternización entre compañeros. La Junta Directiva tomó la decisión de que en este 2020 el dinero reservado a ese fin se destinara a una asociación solidaria y, por ello, ayer se hizo una simbólica entrega del presupuesto a Cáritas Diocesana de Ceuta.

El presidente del Colegio de Médicos de Ceuta; José Enrique Roviralta; acompañado por el vicepresidente cuarto de la organización; Faisal Hamed Ahmed; entregó el donativo a Manuel Gestal; director de Cáritas Diocesana de Ceuta; y Desirée Rodríguez; trabajadora social de la organización solidaria.

Los representantes de Cáritas han agradecido la donación y han explicado que el principal fin de este donativo será reforzar la campaña de juguetes ‘Dona un juguete, regala una sonrisa’, en la que están actualmente trabajando. En total, la organización está apoyando a alrededor de 700 familias ceutíes, colaborando a través de sus 50 voluntarios locales. Manuel Gestal ha destacado la gran acogida que tiene siempre en Ceuta cualquier acción social, gracias a la generosidad caballa, y ha querido animar a aquellos ciudadanos que quieran colaborar a que se acerquen a las empresas cooperantes de la campaña (Almacenes San Pablo, La Casita de Hello Kitty, MGI, Toy Planet e Imaginarium) y participen comprando un juguete para los niños que más lo necesitan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad