El CGCOM se personará como acusación particular en aquellos casos de contagios derivados del uso de mascarillas defectuosas

Tras el comunicado publicado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) con las conclusiones de su última reunión, el Colegio de Médicos de Ceuta, como miembro de dicho Consejo, manifiesta su respaldo total al contenido del informe. El documento es un escrito consensuado entre los presidentes de los diferentes colegios autonómicos de médicos de España y la Comisión Permanente del CGCOM.

En la publicación el CGCOM manifiesta su “máxima indignación por lo acontecido en relación con la partida de mascarillas en envoltorio de color verde enviadas por Sanidad y retiradas tras haberse distribuido a las Comunidades Autónomas y a los profesionales Sanitarios”.  Además, añaden que “las mascarillas FPP2, de la empresa Garry Galaxy proveedor del Ministerio de Sanidad e incluida en el listado de fabricantes de material sanitario autorizados por China, no cumplen con ninguna clasificación indicada en la norma de la Asociación Española de Normalización, cuya alerta se ha comunicado después del uso de las mismas por profesionales”.

Ante la información de que han llegado más de 2.000 de estas mascarillas defectuosas destinadas al personal sanitario de nuestra ciudad procedentes del Ministerio de Sanidad, el Colegio de Médicos de Ceuta señala que es un suceso intolerable y que este hecho se suma a la atmósfera de indefensión a la que están actualmente sometidos los profesionales. Por ello, respalda la decisión del CGCOM de presentarse como acusación particular en los casos de contagio derivados de esta situación y pide a los sanitarios que denuncien los casos en los que no se garantice una asistencia segura y de calidad dentro de su desempeño laboral.

“Es de elemental justicia que las profesiones sanitarias sean consideradas como profesiones de alto riesgo de exposición”

El Colegio de Médicos de Ceuta también estima de vital importancia la exigencia del CGCOM de considerar accidente de trabajo aquellas bajas laborales provocadas por infección del SARS-COV-2. Ambos organismos creen “de elemental justicia que la profesión médica, en particular, y las profesiones sanitarias, en general, sean consideradas como profesiones de alto riesgo de exposición”. Unas consideraciones respaldadas por el alto número de sanitarios afectados; más 30.000 en cifras oficiales, con un 15,6 % de porcentaje del total de contagiados (el mayor del mundo); así como la elevada cifra de compañeros médicos fallecidos, 34 actualmente. En este aspecto, el CGCOM reconocerá a los compañeros fallecidos y a los profesionales sanitarios en un acto de homenaje en la Plaza de las Cortes de Madrid cuando la situación se normalice.

«La realización de test generalizada a los sanitarios es una medida esencial para frenar la expansión del COVID-19»

En el comunicado se reitera la necesidad de realizar de forma inmediata test continuos que permitan conocer la situación real de los profesionales sanitarios para la necesaria seguridad de pacientes y profesionales. El Colegio de Médicos de Ceuta ya ha señalado en diversas ocasiones que la realización de test generalizada a los sanitarios es una medida esencial para frenar la expansión del COVID-19, ya que son personas que luchan en primera línea contra la pandemia y mantienen un contacto constante con otros ciudadanos y profesionales.

Por último, en el escrito el CGCOM expone sus propuestas claves para el futuro. El organismo ha creado un grupo de trabajo para elaborar una propuesta técnica para la normalización de la actividad asistencial y la reconstrucción del Sistema Nacional de Salud tras la pandemia. En adición, demandan al Gobierno y a las autoridades un proyecto común para abordar la situación y que participen activamente en la gestión de la crisis de salud pública y sanitaria.